,

Beneficios de comer sano

La mayoría de las personas piensa que comer sano es para perder peso, y es una equivocación, seguir una dieta equilibrada es bueno para todo el mundo y sus beneficios van más allá de controlar el peso. Comer sano no es estar a dieta, es un estilo de vida en el que das a tu cuerpo lo que necesita para mantenerse sano, en forma y más feliz. ¿Quieres saber cómo afecta la comida a tu vida? Te enseñamos algunos beneficios de comer bien y por qué es tan necesario hacerlo.

Tu cerebro en forma

Cuando no estamos realizando una actividad física, nuestro cerebro consume una gran parte de tu energía de nuestras reservas de glucógeno, que a su vez, procede de tu ingesta nutricional. Cuanto mejor sean los alimentos que ingerimos, mejor funcionará nuestro cerebro ya que la estabilidad de glucosa en sangre generará menos hipoglucemias. De diferente manera sucede si la comida es poco saludable, ya que altera la homeostasis con lo cual disminuye la productividad de tu cerebro. Una nutrición adecuada aumenta tu capacidad para concentrarte y tu eficiencia.

Cuida tu cuerpo

Una alimentación saludable hoy, es un cuerpo sano mañana. Comer bien es beneficioso para tu organismo. A largo plazo: disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, por lo que conseguirás estar más protegido de la primera causa de mortalidad de la sociedad actual. Pero si comes mal, estarás más expuesto a sufrir a parte de enfermedades cardiovasculares, también diabetes, artritis o cáncer. Comer sano es apostar por la calidad de vida y también por tu salud en el futuro.

Ten más energía

¿Seguro que alguna vez te has preguntado por qué suele entrar tanto sueño por la tarde? Si la comida que has realizado contiene muchos Hidratos de Carbono, el nivel de azúcar en la sangre se disparará. Como el azúcar (en exceso)  no es nada bueno para tu cuerpo, el páncreas empieza a liberar grandes cantidades de insulina, esta situación produce somnolencia. La insulina transporta las moléculas de azúcar de tu torrente sanguíneo a las células, por lo que tu nivel de glucosa en la sangre desciende y tu cuerpo pide más azúcar. Así se inicia un círculo vicioso en el que el cuerpo libera constantemente insulina que a su vez aumenta la somnolencia. Una alimentación equilibrada compuesta por  un bajo consumo de carbohidratos como las verduras, grasas saludables y proteínas te librarán de las ganas de dormir por la tarde, de la depresión y ciertos malestares derivados de las comidas mal equilibradas.

 

¿Te gustaría empezar un estilo de vida sano y disfrutar de todas las ventajas que puedes obtener? Cuida tu cuerpo, cuida tu mente. Aprende las principales pautas para seguir un estilo de vida saludable con Vitaltrain.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.