MAGNUM ALMENDRADO DE STRACCIATELLA

alt= helados keto

¿Qué significa eso de no poder disfrutar de los helados en verano? ¿Por qué hay tanto miedo a comer helados en verano? Quizá necesites conocer que existe una vida saludable con helados en verano. ¡Sí! Ahora es importante aprender y conocer los ingredientes base que te permitirán obtener helados saludables verdaderamente irresistibles y compatibles con tus objetivos de salud.

SABES QUÉ…

Durante el verano te iremos compartiendo nuestras delicias de verano a través de este blog, así que, estate muy atent@. Hace unas semanas publicamos nuestra tarta helada de fresas y ahora te dejamos en esta entrada uno de nuestros helados favoritos. Bueno, en realidad tenemos muchos, pero vamos a empezar por aquí.

¡TE PRESENTAMOS!

Nuestro MAGNUM ALMENDRADO DE STRACCIATELLA. Este helado presenta una base clásica de helados saludables, sin azúcar, sin gluten y sin lactosa. Las grasas saludables a partir de frutos secos y leche de coco van a aportar muchísima cremosidad y textura. En realidad, este helado es un helado keto en toda regla.

 

¿Quieres descubrirlo?

 

UTENSILIOS

 

  • Moldes para hacer helados magnum: nosotros tenemos los de la marca Lékué y otros de silicona más pequeñitos que encontramos en Amazon. Cualquiera de los dos te sirve. 
  • Batidora
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar

 

INGREDIENTES

 

Para la base del relleno (la mejor nata vegana y proteica) (10-15 mini magnums):

 

  • 120 g de anacardos remojados con agua, al menos 30 minutos, para que se bata más fácil
  • 400 mL de leche de coco en lata. Te recomendamos la leche de coco en lata que no lleve aditivos. La encontrarás fácilmente en tu tienda de herbodietética. Las marcas de Terra Sana y Dr. Goerg están muy bien.
  • 30 g de proteína en polvo de la marca Ovowhite neutra
  • 2 cucharadas soperas de kuzu (raíz espesante que encontrarás en tiendas de herbodietética)
  • 4 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 1 cucharada de postre de vainilla en polvo
  • 10-20 g de eritritol hecho glas como endulzante (ajusta según gusto)
  • 90 g de chocolate negro en tableta

 

Para la cobertura de chocolate:

 

  • 125 g de manteca de cacao
  • 5 cucharadas soperas de cacao en polvo
  • En 10 g de eritritol hecho glas
  • Una pizca de sal del Himalaya para potenciar el sabor dulce
  • 100 g de almendras crudas picadas

 

PROCEDIMIENTO

 

  1. Haz glas una buena cantidad de eritritol y reserva. Puedes guardar lo que te sobre en un tarro de cristal y tener para otras veces. Para ello simplemente tienes que batir el eritritol en la batidora de vaso potente hasta que tenga textura de polvo blanco.
  2. Remoja los anacardos en agua al menos 30 minutos. Pasado este tiempo escurre bien y reserva.
  3. Incorpora los anacardos remojados, la leche de coco, el kuzu, la vainilla en polvo, el eritritol glas y el zumo de limón en una batidora potente.Tritura todos los ingredientes hasta que quede una mezcla líquida y homogénea. En unos 2 minutos de batidora lo tendrás ¡listo!
  4. Corta el chocolate a trocitos muy chiquititos con la ayuda de un buen cuchillo. Añade estas virutas de chocolate a la mezcla de la nata líquida.
  5. Ve a por los moldes de los magnums y rellénalos con la mezcla que acabas de preparar hasta ⅔ del molde.
  6. Tapa bien los moldes con su propia tapa o con la ayuda de un papel film si no llevan tapa y congela durante 12-24 horas.
  7. Al día siguiente: prepara la mezcla para la cobertura. Para ello, pica con la ayuda de un cuchillo las almendras y reserva en un bol. Derrite la manteca de cacao al baño maría. Una vez derretido, en un bol añade la manteca de cacao derretida, el eritritol hecho glas, el cacao en polvo y la pizca de sal para potenciar el sabor dulce. Remueve vigorosamente con la ayuda de un tenedor hasta que todos los ingredientes se integren bien y lleva esta mezcla líquida a un vaso alto de cristal. Ahí será donde vas a rebozar los magnums para hacer la cobertura.
  8. Saca los magnums del congelador y desmóldalos. Prepara un papel de horno y úntalo con aceite de coco para que no se te peguen los helados. Ve colocándolos sobre el papel y prepárate para rebozarlos. Primero coge un magnum y rebózalo con la mezcla de chocolate líquida. Después pásalo por el bol de las almendras picadas. Finalmente, vuelve a rebozarlos en el vaso de la mezcla de chocolate líquido. Haz lo mismo con el resto de magnums y ve dejándolos sobre el papel de hornear hasta que la cobertura solidifique. Antes de que se empiecen a derretir, vuelvelos a meter en el congelador hasta su consumo. Nosotros los guardamos en bolsas de plástico y vamos sacándolos del congelador siempre que nos apetece comerlos.

 

Esta es una receta de escándalo.

No te quedes sin probarla, porque disfrutar del verano de una forma saludable, ¡es posible!

Etiquétanos en tus redes sociales si lo haces.

 

¿Te gustaría aprender más recetas cómo esta?

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.